Consejos para tus clases online

Pasar nuestras clases presenciales a clases online no es solo pasar las cosas a la pantalla del ordenador y listo.

Hay que cambiar rutinas y adaptarnos a un nuevo “aula”.

Debes conocer a los/as estudiantes. Tanto conocer con qué medios cuentan para seguir las clases. Como sus capacidades para el autoaprendizaje, conocer que tipo de inteligencia funciona más para ellos/as y darles herramientas para que sigan las clases.

Es importante empezar las clases saludándonos, contándonos cómo estamos. En mis clases particulares siempre pregunto cómo están y les hablo un poco sobre mi día o sobre algo que tenga en la cabeza esos días. Sobre todo cuando no nos conocemos en persona es muy importante cuidar y cultivar la conexión personal.

Favorecer la entrada en el aula, las pantallas pueden ser menos frías si cuidamos estos detalles.

Si tus estudiantes pueden estudiar y practicar por su cuenta y las sesiones en directos son para dudas y explicar temas más complicados o nuevos estructura la clase según sus dudas. Nos es llegar soltar el rollo y listo. Hay que adaptar cada clase.

En las clases particulares cada día antes de la clase, unas horas antes o la tarde de antes si puedo, mando un correo para preguntar qué necesitan que veamos en la clase. Así puedo tener los materiales listos para aprovechar bien la clase.

Si son más pequeños puedes usar otras herramientas para trabajar juntos los contenidos.

Si tenéis que hacer ejercicios recuerda que no se trata de que te vean hacer las cosas, sino de que ellos te muestren sus dudas y les vayas acompañando en el proceso. Por eso las pizarras online que hemos visto te pueden servir para que vayan resolviendo los ejercicios e ir explicando sus dudas.

Si debes hacer un ejercicio o similar en clase no lo muestres ya resuelto. Puedes prepararlo previamente para también preparar la clase y materiales de apoyo para explicar que puedas necesitar. Pero no lo muestres ya resuelto y sobre eso explicar. Necesitan ver el proceso paso a paso y cómo y por qué das cada paso.

Mantener la atención en una clase online también es un reto. Puede ser más sencillo en las clases de 1 a 1. Pero en cualquier caso, establece bloques dentro de la clase que no sean de más de 15-20 minutos haciendo lo mismo. Puedes introducir BrainBreaks para ayudar a desconectar y prepararnos para la siguiente.

Si se van a hacer varias clases seguidas con distintos grupos, o los estudiantes con distintos profes estable tiempos de descanso entre medias. Una clase online puede ser agotadora, para quien la da y quien la recibe. Así que no podemos cerrar una llamada y empezar la siguiente. Establece descansos de 15 minutos, que den tiempo a ir al baño, beber algo, estirar las piernas e ir a hablar con alguien que está en casa. Además de preparar la siguiente sesión.

Cuida la salud de tus ojos (te dejo un artículo del blog que hablé sobre eso) y siempre ten agua a mano, vas a hablar más que en una clase normal.

Y como en una clase normal, mucha observación y adaptación.